Ricardo Burutaran “El Alcalde debe dar explicaciones sobre la cadena de despropósitos que se han generado en torno al bar Goitibera”

(Ver Interpelación)

El portavoz de EA en el Ayuntamiento de Donostia denuncia que la deuda que ha sido declarada incobrable es 48.220,72 €

En rueda de prensa dada en el Ayuntamiento de Donostia, Ricardo Burutaran ha anunciado que va a registrar una iniciativa de cara al siguiente Pleno a celebrar este mes de mayo, basada en la siguiente cronología de acontecimientos:

1993: El Consejo de Administración de Anoeta Kiroldegia decidió sacar a subasta el local situado en los bajos del Estadio, al objeto que fuera explotado como Bar-Restaurante.

Estudiadas las diferentes ofertas presentadas se acordó adjudicar el derecho de uso del local por el periodo comprendido entre 20 de julio del 94 y hasta el 20 de julio de 2004, siendo el canon mensual a pagar de 386.000 pts. (2.319,91 €).

Finalizado el periodo de adjudicación se solicitó por parte del adjudicatario que se le renovase la concesión por un nuevo periodo de 10 años.

Sin embargo los pliegos de condiciones económico-administrativos que regían la adjudicación de dicho local no contemplaban la posibilidad de la referida solicitud de prorroga, sino que por el contrario explicitan el carácter improrrogable de la misma.

A pesar de lo anterior se permitió al adjudicatario que continuase en el uso y disfrute del local una vez expirado el plazo de adjudicación, llegando a emitir facturas sin título legal que habilitase al adjudicatario para seguir en las referidas instalaciones y contabilizando por parte de la entidad dichas facturas.

El adjudicatario no satisfizo el pago de las facturas desde el 4º trimestre de 2004 hasta que voluntariamente entregó las llaves el 29 de septiembre de 2006.

Según el Portavoz Abertzale “El importe impagado asciende a una cantidad de 47.813,75 €, a los que hay que añadir una factura impagada por consumo de agua de 406,97 €, lo que asciende a un total de 48.220,72 €”. A lo que añade que “Analizado por una consultora la posibilidad de reclamar judicialmente el pago de la citada deuda, se entiende que es muy complicado que prosperase la citada reclamación por, entre otras circunstancias, las siguientes:

– La entidad no dispone de documentación original del contrato firmado entre la misma y el adjudicatario.
– Las facturas se emitieron sin que existiera contrato en vigor que sustentase la emisión de las mismas.
– Algunas de las facturas pendientes habrían prescrito (por valor de 19.532.47 €)”

Ricardo Burutaran concluye afirmando que “Todo lo anterior supone a nuestro juicio, cuanto menos, una gestión deficiente y descuidada por parte de los gestores. Por ello se hace preciso que se den las explicaciones pertinentes por parte del Alcalde sobre la acumulación de las distintas circunstancias que habrían causado esta cadena de despropósitos y, en su caso, sobre las medidas que piensa adoptar”.

Compártelo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • Digg
  • email
  • Facebook
  • Meneame
  • Print
  • TwitThis
  • Wikio ES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *