EA de San Sebastián quita hierro a la «fuga» de miembros de su Ejecutiva a Alkarbide

El partido pide a Jaione Arratibel que dimita, pero admite que cada concejal es quien debe decidir sobre su escaño

DV. Ricardo Burutarán, Oscar Usetxi y Enrique Arana. / DAVID APREA

DV. Ricardo Burutarán, Oscar Usetxi y Enrique Arana. / DAVID APREA

18.07.09 -MIKEL OTAEGI / SAN SEBASTIÁN.

DV. En la Ejecutiva de Eusko Alkartasuna en San Sebastián quieren mostrar que el partido sigue con «normalidad y continuidad» su proyecto político, pese a que diez de los 16 miembros de la antigua dirección local del partido anunciaran el pasado miércoles su adhesión a Alkarbide. Según comunicó ayer Enrique Arana, miembro de la Ejecutiva donostiarra del partido, esto no es algo nuevo, «siempre ha habido fugas». En números, de acuerdo con lo manifestado por otro miembro de la dirección, Oscar Usetxi, con la marcha de Jaione Arratibel, hasta ahora concejal y portavoz de EA en el Ayuntamiento de San Sebastián, y otros nueve miembros de la dirección de EA, se han dado de baja 29 militantes «de más de 500» que tiene el partido en la capital guipuzcoana. «Desde el anuncio de la creación de Alkarbide suman un total de 36 renuncias», aseguró Usetxi.

La nueva Ejecutiva de EA considera que la situación interna del partido «era conocida. Había un sector crítico en San Sebastián que había ido perdiendo apoyos», hasta no ser más que «una minoría». Al respecto, el ahora portavoz de EA en el Ayuntamiento donostiarra, Ricardo Burutarán, explicó que «podía parecer que la mayoría» del partido había pasado a Alkarbide, pero según el concejal, eso se debió a «una disfuncionalidad de los anteriores estatutos», que habrían dado una excesiva representación en la Ejecutiva a un sector sin tanta implantación entre los afiliados.

Asimismo, Burutarán proclamó que su partido tiene «legitimidad de sobra para solicitar que el escaño lo siga ocupando EA». Usetxi aportó los argumentos: cuando Arratibel se presentó en los últimos comicios municipales lo hizo en las listas de Eusko Alkartasuna, «y los ciudadanos confiaron su voto» a ese partido, y no a Alkarbide. Por eso, desde la nueva Ejecutiva donostiarra le piden a Arratibel que «dimita y deje su puesto a los miembros que están dispuestos a trabajar por EA».

No tienen, sin embargo, ningún mecanismo jurídico a mano con el que recuperar ese escaño que consideran suyo. Según apuntó Burutarán, la legislación «deja al arbitrio de la voluntad individual de cada electo el decidir si renuncia o no», esa decisión no corresponde al partido.

La nueva ejecutiva donostiarra de Eusko Alkartasuna, que seguirá presidida por Patxi Olabarria, manifestó su «sentimiento compartido de que, definitivamente, los afiliados de San Sebastián remarán todos en la misma dirección», para, ante las «fugas», ampliar «los números» de afiliados que tuvieron «hace unos años».
Compártelo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • Digg
  • email
  • Facebook
  • Meneame
  • Print
  • TwitThis
  • Wikio ES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *