Ricardo Burutarán: “Odón Elorza es incapaz de asumir las responsabilidades propias en ninguna de las acciones que realiza al frente del Ayuntamiento”

El portavoz de Eusko Alkartasuna acusa al alcalde de Donostia de echar siempre las culpas a otros cada vez que se encuentra ante una situación adversa o tiene que dar una respuesta ante la ciudadanía de decisiones que han sido adoptadas por el equipo de gobierno

El portavoz de Eusko Alkartasuna en el Ayuntamiento de Donostia, Ricardo Burutarán, ha declarado hoy que “El equipo de gobierno del Ayuntamiento, con el Alcalde Odón Elorza a la cabeza, están dando unas continuas muestras de agotamiento, falta de ideas, de reflejos y, lo que es peor, una falta total de asunción de responsabilidad en todas las acciones que realizan”

Ricardo Burutarán ha realizado estas declaraciones en el contexto de la polémica que en estos momentos rodea a la carta remitida por el Alcalde a todos sus delegados de área y que aboga por un recorte en los presupuestos, llegando al punto de no ejecutar inversiones que estaban previstas. “Es muy fácil gestionar y hacer las cosas en tiempos de bonanza económica, tal y como hemos estado hasta ahora, pero los verdaderos grandes políticos y gestores se ven en momentos adversos, como el actual” remarcó.

Añadiendo que “Frente a esto nos encontramos con un Alcalde cuyo único discurso es el de culpar al resto de administraciones de la situación actual, cuando son situaciones que deben estar previstas de antemano, teniendo preparadas medidas que permitan salir de momentos de crisis, o por lo menos, lograr que el efecto de la misma sea el más limitado posible en todas las actuaciones municipales”.

Ricardo Burutarán sí efectúa una matización en este tema “Quiero aprovechar este debate para volver a poner sobre la mesa una reclamación que Eusko Alkartasuna lleva realizando de una manera continuada desde hace años, cual es la necesidad de la elaboración de una ley municipal. Este es un elemento clave para proceder a determinar las funciones de cada administración y el propio sistema de financiación de las mismas”

El portavoz Abertzale argumentó que, “de nada vale vivir siempre a expensas de todo lo que se va a recaudar, viviendo al día y afrontando inversiones mastodónticas al servicio de la megalomanía del alcalde, como es el ejemplo del Funicular de Loyola. La política progresista de verdad es la que realiza una priorización de gastos para dar respuesta a las necesidades más urgentes de la sociedad, pero es la que sobre todo garantiza la inversión en gasto social, la que redistribuye la riqueza de una manera equitativa, la que tiene que lograr que los vecinos y vecinas de esta capital no vean mermados los derechos que tienen, como ciudadanos y ciudadanas de Donostia que son”

Para el líder de EA en Donostia “Frente a estos planteamientos nos encontramos con un Alcalde cuyas únicas acciones son echar la culpa al resto de instituciones en lo relacionado con la falta de recaudación, y que sólo es capaz de articular medidas relacionadas con el recorte del gasto en los departamentos. Mucho nos tememos que, amparándose en la crisis económica y la ausencia de responsabilidad del propio alcalde, los verdaderos paganos de esta situación de improvisación y falta de visión de futuro que demuestra el equipo de gobierno sean los ciudadanos y el rico tejido asociativo de nuestra ciudad”

De esta manera Ricardo Burutarán planteó “dentro de un marco de medidas, a nivel de gestión administrativa municipal, que tendremos la oportunidad de explicar en el pleno de política general” diferentes iniciativas, como son “la optimización de recursos municipales, en todos los ámbitos, evitando duplicidades entre administraciones. Del mismo modo es un primer paso necesario la reducción del gasto en conceptos como son los de publicidad y propaganda y emplear estos gastos, y otros, para impulsar inversiones que den respuesta a necesidades sociales acuciantes como la accesibilidad y la promoción económica”.

Y a estas medidas añade que “El Ayuntamiento de Donostia-San Sebastian no puede quedarse en estas acciones antes planteadas, sino que tiene que cumplir su principal función, cual es tomar medidas que ayuden a la ciudadanía de nuestra ciudad a superar este momento de crisis. Dentro de las principales consecuencias que se perciben hay una que es el aumento del desempleo. Frente a esto planteamos que se proceda a una identificación de los grupos sociales más afectados por la crisis y se proceda a orientar toda la acción para con ellos. Me estoy refiriendo a colectivos como son, por ejemplo, los desempleados de larga duración, los mayores de 45 años, los que no disponen de vivienda o ven imposible hacer frente a su hipoteca etc.”.

Así el edil Abertzale afirmó que “El Ayuntamiento debe tener una colaboración intensa con Lanbide, el INEM, las empresas y las asociaciones de parados para poder identificar las necesidades y aprovechar las oportunidades que se den. En suma, conocer la realidad de una manera directa, crear un instrumento como es la “antena de empleo”. Una plasmación directa de todo esto es la de formar a personas desempleadas en los ámbitos en los que se ha detectado una mayor empleabilidad (por ejemplo en energías renovables, cursos de idiomas dirigidos al comercio / hostelería, cursillos formativos para cuidar a personas dependientes…)”

Siguiendo con el mismo tema añadió que “Difícilmente se puede ayudar a personas a reintegrarse al mercado laboral si no tienen tiempo o posibilidades de recibir la formación, por lo que se debe dar a colectivos como son aquellos que tienen a su cargo hijos/as o personas dependientes, y que habiendo salido del mercado laboral por este motivo desean reincorporarse al mismo, un servicio para poder recibir las clases formativas (guarderías y centros de día)” Así mismo destacó que  “Junto con ello se debe proceder a aumentar el gasto social en colectivos especialmente desfavorecidos, poner en marcha, para ayudar a paliar el grave problema de la vivienda, un plan de rehabilitación de viviendas en desuso, un plan de revitalización comercial, estudios de reforma de ordenanzas fiscales, el fraccionamiento del pago de impuestos municipales como el IBI o el ICIO en varios plazos sin que suponga un recargo etc.”

El edil Donostiarra concluye afirmando que “En época de crisis la receta es bien distinta a la propuesta por el alcalde y el equipo de Gobierno en su conjunto, y pasa por priorizar los gastos e incrementar el gasto social para dar respuesta a las necesidades de la ciudadanía, que se enfrenta en estos momentos a una situación adversa, y es este el momento en el que las diferentes administraciones les tenemos que dar respuestas contundentes y efectivas para ayudarles a revertir la situación”

Compártelo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • Digg
  • email
  • Facebook
  • Meneame
  • Print
  • TwitThis
  • Wikio ES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *