80 aniversario del bombardeo de Gernika

El 26 de abril de 1937 Gernika fue bombardeada a manos de la Legión Condor alemana y la Aviación Legionaria italiana, que combatían en favor del bando franquista en la guerra.

A modo de recuerdo hemos querido traer este extracto del libro “Quiero morir por algo” de Joseba Elosegi.

Llegó la nueva oleada ante la angustia general. Esta vez cayeron bombas explosivas, junto con incendiarías, que al estallar lanzaban fuego de soplete. Y Gernika empezó a ser pasto de las llamas. Densas columnas de humo subían al cielo por todas partes; las cuales junto al polvo levantado al derrumbarse las casas, hacían imposible toda la visibilidad.

Luego participé en una escena que dejó en mí huella profunda durante mucho tiempo. Tropecé con una buena mujer, cubierta de polvo y con los cabellos desgreñados, que no acertaba a decir sino “mi hijo, mi hijo”. Me arrastró a un montón de escombros que había sido su casa. Me puse a trabajar como un loco; a retirar piedras y pesadas vigas de madera. Arañé con mis uñas hasta romperlas. Seguía cayendo bombas pero yo no me enteraba; solamente sentía tras de mí la presencia de aquella mujer que me obligaba a no tomar reposo. Desgraciadamente todo fue inútil. Cuando llegué a tocar la ropa de aquella criatura que no tendría más de tres años, manché mis manos con su sangre aún caliente. Cogí aquel cuerpo destrozado y sin vida y lo levanté hacía su madre. La escena fue atroz y los ojos de aquella mujer los he visto durante muchos años.

Del libro “Quiero morir por algo” de Joseba Elosegi

Quiero morir por algo

Compártelo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • Digg
  • email
  • Facebook
  • Meneame
  • Print
  • TwitThis
  • Wikio ES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *