Artículo de opinión: «Sobre las medidas anti Covid-19 y nuestra sociedad»

Han pasado unos días desde que el Gobierno Vasco haya anunciado sus nuevas medidas restrictivas con la intención de contener la pandemia del Covid-19. Unas medidas que recaen y ponen su foco exclusivamente en el comportamiento de la sociedad, cuando desde marzo las propias instituciones vienen alertando de la llegada de una segunda ola, y no ha existido una inversión sanitaria que permitiera el aumento de camas, UCIs o de hospitales de campaña.

No es lógico hacer una comparecencia pública enumerando restricciones que afectan a la ciudadanía sin hacer mención alguna al aumento de pruebas PCR a realizar, el reforzamiento de la atención sanitaria o las mejoras y el incremento del transporte público. Medidas que a lo largo de estas semanas se podían haber puesto en marcha, por ejemplo, con la realización de test masivos, principalmente en los grupos más vulnerables, hubiera sido una medida necesaria para tener cuanto antes un diagnóstico real de la epidemia, de su extensión y evitar daños que comienzan a ser irreparables.

No es momento de hacer demagogias ni de hacer política de pancarta, es momento de realizar propuestas y de solucionar los problemas que esta crisis sanitaria y económica está produciendo o desgraciadamente va a seguir haciéndolo, es momento de actuar con responsabilidad. Para ello van a ser necesarios los grandes acuerdos en todas las instituciones, pasando de la confrontación a la solución.

Lo no realizado en estos últimos 7 meses no tienen vuelta atrás, pero debe hacernos recapacitar y saber en cuanto a la contención sanitaria de la pandemia donde tenemos que invertir, que medidas tomar para bajar la presión hospitalaria e identificar los focos. Tomando esas medidas con la mayor certeza posible de que sean efectivas, no puede ser que las restricciones se vayan tomando y modificando semana a semana, el objetivo no puede ser salvar una fecha o un periodo concreto y hemos de aprender de los errores del pasado, el objetivo tiene que ser bajar la incidencia del Covid-19 y la desescalada no puede ser como la anterior. Sin salud no hay economía.

Las ayudas económicas que se anuncian, cuando realizamos una simple división, nos damos cuenta de que son completamente insuficientes como para poder mantener en una situación como la actual, un negocio o un local de hostelería abierto. Aquí también las instituciones hacen un llamamiento a la sociedad, poniéndola otra vez más en el foco, hablando de sus hábitos de consumo o como la causante de los problemas, cuando en todos los años anteriores los planes urbanísticos aprobados han puesto en jaque a nuestro comercio de proximidad, al de nuestros barrios.

Como van a seguir abriendo sus persianas, los bares, comercios, consultas, oficinas y muchas empresas de nuestro entorno, si van a tener que seguir afrontando el pago de alquileres, facturas y depende el tipo de ERTE las cotizaciones a la seguridad social de las personas empleadas, ¿se ha pensado en todos estos sectores a la hora de tomar estas medidas?, la decisión de aumentar restricciones a la ciudadanía debe ir acompañada de iniciativas de apoyo.

La sociedad a la que en tantas ocasiones se intenta responsabilizar es la que está pagando día a día las consecuencias, una sociedad que va dirigida al endeudamiento y al cierre de sus fuentes de ingresos, y no creo que sea el momento de realizar apariciones públicas, como las de nuestros gobernantes, hablando de personas jóvenes, de la hostelería etc… Cuando cogemos el transporte público con un distanciamiento menor al existente en un bar, oficina o en un centro de culto religioso. No es hora de criminalizar a diferentes sectores de nuestra sociedad, no lo es. Y con esto no pido eliminar el transporte público, pero hablar que incrementar sus horarios, frecuencias y medidas de seguridad.

Entiendo que es muy dificultoso el gobernar en una situación así, y han existido aciertos y errores, pero falta una comunicación mucho más clara que la que existe actualmente y debemos volcarnos en hacer que nuestras instituciones más cercanas sean capaces ante un reto de estas características, de mejorar o paliar las consecuencias que estas medidas tienen en nuestra sociedad.

Trabajemos juntos, demos las respuestas que necesita nuestra sociedad tanto en el ámbito sanitario como económico y aprendamos de los errores cometidos, prioricemos nuestras inversiones, ayudemos a construir nuestra sociedad del mañana y entre todos y todas saldremos adelante.

Jabier Estebanez “Gorri”
Coordinador Eusko Alkartasuna Donostia

Artículo publicado en Naiz y Gaur Donostia

Compártelo: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • Digg
  • email
  • Facebook
  • Meneame
  • Print
  • TwitThis
  • Wikio ES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *