Aberri Eguna 2020. Entre todos y todas construiremos la República Vasca de mañana.

En este Aberri Eguna volvemos a confiar en la capacidad de nuestra nación, que una y otra vez ha mostrado su capacidad de resistir. En este sentido, la manera en la que podemos construir la República vasca es poniendo a las personas en el centro de nuestra acción política, revisar lo que no ha funcionado y adquirir el compromiso de cambio, adaptando nuestra manera de funcionar a las nuevas necesidades.

Es imprescindible recordar que estamos atravesando por un momento muy difícil, donde todas las personas y organizaciones debemos aunar esfuerzos para intentar frenar la expansión del COVID-19 y mitigar, en la medida de lo posible, las trágicas consecuencias sociales y económicas que está teniendo en nuestra ciudad. Además de dotarnos de las herramientas suficientes de cara al futuro.

Cuando vemos los recursos que se destinan al ejército español y estos desinfectan la estación de nuestra ciudad, y la excesiva militarización que se hace de la pandemia, el mensaje que se envía a la sociedad es claro, y no puede ser otro, queremos unas instituciones preparadas, que inviertan en sanidad y en investigación, queremos que el personal sanitario tenga los recursos y los equipamientos de protección necesarios. La inversión que se destina al ejército y a la obsoleta monarquía, es la inversión que falta a las personas que se enfrentan día a día a esta pandemia.

Es magnífica la labor de ayuda y desinfección, la que realiza la red de profesionales de protección civil, y la de las personas voluntarias que en estos momentos están ayudando a los colectivos en peor situación, en los centros sanitarios, en centros de acogida, o acudiendo a llevar los productos básicos a los domicilios de las personas más vulnerables, o realizando llamadas telefónicas a nuestros mayores.

Es momento de solidarizarnos con todas las personas afectadas por esta pandemia, que desgraciadamente está dejando víctimas mortales a lo largo de todo el planeta, donde nuestra nación y nuestra ciudad no son una excepción. Pero también, es el día de construir el mañana, y cada actuación política es importante, y tendremos que demostrar que apostamos por la sanidad pública y apostamos para que nuestras instituciones tengan los medios necesarios para dar respuesta a cualquier problema futuro. Paliar las consecuencias de esta crisis, defendiendo los puestos de trabajo y la calidad de estos, la situación de nuestras empresas, los comercios de nuestros barrios y el futuro incierto del colectivo de trabajadores autónomos, a los que esta crisis ha atacado de una manera feroz.

Es tiempo de cooperar, y por eso, es el momento que las fuerzas políticas que creemos en nuestro país y en la recuperación de nuestra soberanía, que creemos en la defensa del bienestar de las personas, en el derecho a decidir democráticamente nuestro futuro, arrimemos el hombro y seamos capaces de trabajar juntos en una dinámica nacional para reconstruir nuestra nación desde los valores de la solidaridad, democracia, igualdad, libertad y justicia social.

Desde el trabajo y el acuerdo impulsar la conformación de unos espacios de acción política y social que superen las dinámicas existentes y apuesten desde el respeto profundo a la autonomía organizativa y el reconocimiento de la diversidad, porque todas las sensibilidades debemos ser capaces de aportar, de sumar y de construir la Republica Vasca, dentro de una Europa mucho más justa y solidaria.

Hoy Aberri Eguna, sacaremos nuestra Ikurriña a nuestras ventanas y balcones, un bonito gesto que debe ser continuado en el día a día, comencemos a construir el mañana, aunando fuerzas en lo que nos une, respetándonos, y haciendo realidad los valores democráticos de la sociedad que aspiramos a ser, esa sociedad solidaria, que trabaje en igualdad y libertad, defendiendo la justicia social.

Entre todos y todas construiremos la República Vasca de mañana.

 

Jabier Estebanez «Gorri»

Coordindador Eusko Alkartasuna Donostia

(Artículo de opinión publicados en Naiz)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *